miércoles, 11 de enero de 2017

ESTUDIO: MMORPG

MMORPG. Un mundo virtual completo y fascinante.

Un MMORPG es un juego de rol multijugador masivo por internet, que permite que miles de jugadores de todo el mundo puedan entrar en su mundo virtual para compartir aventuras y experiencias diversas de manera colaborativa, donde todos ayudan a todos en ciertos momentos. Algunos MMORPG muy conocidos son: World of Warcraft, Blackdesert, Tera, Aion, Guild wars, Rift, League of Legends,  Runes of Magic, Lineage... Actualmente hay decenas de ellos.

Desde cierto punto de vista son aplicaciones sociales, porque los jugadores chatean entre ellos desde el propio juego, e incluso añaden un programa adicional de audioconferencia (Raidcall, TeamSpeak...) para poder charlar por voz entre ellos sin tener que escribir textos.

Captura de pantalla de un clan del MMORPG Tera.

EL PERSONAJE:

Un jugador nuevo en un MMORPG empieza creándose un personaje, aquí cada MMORPG difiere en algunas cosas de los demás, pero en general todos empiezan poniéndole un nombre, eligiéndole una raza (humana, elfa, gnoma, enana, elemental, orca, vampira, dríada, gigante, goblin...), una apariencia física (estatura, corpulencia, detalles de tamaño, forma, posición y color de cada parte de la cara: cejas, ojos, nariz, labios, boca, barbilla, pómulos, orejas, bigote y barba, tatuajes, cicatrices...) y una clase (arquero. espadachín, asesino, lancero, guardián, mago, druida, sacerdote, monje, ladrón, invocador, guardabosques, hada, centinela, pícaro, sombra, explorador, simbionte...).

Algunas razas del MMORPG Lineage 2.


Algunos MMORPG además permiten elegir durante la creación una profesión (cocinero, fabricante de armaduras, sastre, fabricante de armas, alquimista...) o un signo zodiacal que marca su nacimiento y por ello tiene algunas características especiales, etc... En definitiva personaliza su personaje a su gusto, dándole características únicas, incluso podría hacerse que tuviese la apariencia física del propio jugador o de la persona que quisiese.

Fotos de los rostros de personajes virtuales del MMORPG Blackdesert

La clase del personaje indica qué habilidades tendrá, los cuales suelen ser de cuatro tipos generalmente: defensor o tanque (con armadura pesada para soportar mucho castigo físico de enemigos muy fuertes), sanador o healer (con vestimenta de tela generalmente, aunque no siempre, cuya función es curar y lanzar hechizos potenciadores a sus compañeros para que resistan más o hagan más daño a los enemigos), atacante físico o DPS físico (con armaduras de cota o atuendos de cuero que provocan daño físico a sus enemigos mediante armas cortantes, contundentes o punzantes, o mediante proyectiles) y el atacante mágico o DPS mágico (con vestimenta de tela generalmente que provocan daño mágico a sus enemigos, ya sea elemental -fuego, viento, agua-, de muerte, de magia oscura, o blanca...). Aquí vuelve a poder variar un poco en función del MMORPG de que se trate.

Los juegos de rol permiten desarrollar al personaje mientras se juega, de forma que cuanto más juegue mejor será su personaje, más competitivo, y eso se refleja en su nivel de personaje. Un personaje de nivel 50 se presupone más poderoso que un personaje de nivel 30, por ejemplo.

PNJ femenino haciendo misiones con el minimapa abierto del juego Aion

Además, su equipamiento también marca la diferencia, en algunos MMORPG más que en otros, donde dos personajes de igual nivel y clase pueden ser muy diferentes en su eficiencia en combate debido a la diferencia de calidad de sus armaduras, armas, accesorios o desarrollo de sus habilidades. Un personaje solo puede usar equipamientos de su nivel o inferior, por lo que piezas superiores de mayor nivel quedan fuera de sus posibilidades hasta que alcance el nivel de personaje de esos objetos. Un arquero de nivel 30 no podrá usar un arco o un casco de nivel 31 hasta que no suba un nivel.

Es por todo esto que cualquier jugador quiere cuanto antes subir su personaje al nivel máximo que permita el juego, por ejemplo el nivel 100, empezando con un nivel 1 de personaje al crearlo, y para ello deberá ir adquiriendo experiencia haciendo misiones del juego, luchando contra enemigos, realizando tareas que el juego le ofrece... En definitiva intentará conseguir el mayor número de puntos de experiencia para que su personaje vaya subiendo de nivel cada día, así conseguirá más puntos de talento que podrá distribuir en sus habilidades (cuanto más alto sea el nivel de una habilidad, mayor es su eficiencia en combate) y podrá usar piezas de equipamiento de mayor nivel (armas, armaduras o accesorios).


LOS JUEGOS COLABORATIVOS:

Los MMORPG son juegos colaborativos, esto quiere decir que en muchos casos, para poder progresar, los jugadores necesitarán la ayuda de otros jugadores. Por ejemplo, en algún momento, para conseguir una recompensa muy deseada, un jugador deberá vencer en combate a un enemigo muy superior, por lo que tendrá que pedir ayuda a otros jugadores creando un grupo de ataque.

Enfrentamiento de un PJ contra un PNJ épico de alto nivel en el juego Tera. Es una lucha desigual.

En el grupo generalmente hay un defensor al menos para soportar y atraer al enemigo por ser el personaje más resistente, al menos un sanador que lo cure, proteja y lance hechizos potenciadores mientras lucha, y varios atacantes físicos y mágicos para vencer rápidamente al enemigo debido a su mayor capacidad para infligir mucho daño al objetivo en el menor tiempo posible.

Aquí la estrategia de ataque es crucial, ya que cada enemigo ataca de forma diferente, por lo que no siempre las tácticas que funcionan con uno servirán para otro. Hay miles de guías en internet que tratan cómo vencer a los distintos enemigos de cada MMORPG, escritas por los mismos jugadores, que tras intentarlo una y otra vez consiguen averiguar cómo derrotarlo y deciden publicarlo para que otros jugadores puedan también vencerlo. Es por esto que se crean comunidades muy pobladas de cada MMORPG, para compartir experiencias y comentar cualquier duda que tengan a los demás.


LOS CLANES:

Los jugadores suelen establecer comunidades virtuales dentro del propio juego, generalmente llamadas clanes o gremios, a los que les ponen un nombre y los jugadores se hacen miembros del que más les guste. Esto les permite disfrutar de ciertas ventajas, como un chat compartido constante entre todos los miembros de un clan, saber que compañeros están conectados en ese momento, o poder usar edificios u otras facilidades que se poseen con hechizos potenciadores o instalaciones de fabricación exclusivos para los miembros de ese clan.

PNJ femenino del MMORPG Guild Wars 2.

El mundo virtual que crean los MMORPG es muy complejo, la gente que empieza suele perderse con facilidad entre tanta diversidad de opciones de entretenimiento. Es por esto que siempre se recomienda a los jugadores novatos entrar cuanto antes en un clan de su gusto para poder pedir ayuda y consejo a sus compañeros más experimentados, para así ir aprendiendo con el apoyo de la veteranía.


LOS EQUIPAMIENTOS:

En algunos MMORPG existen dos tipos de equipamiento, el PvE y el PvP. El equipo PvE suele usarse habitualmente para enfrentarse a monstruos o bandidos en misiones o mazmorras, a PNJ (personajes que no son manejados por jugadores, los que dirige el propio juego mediante inteligencia artificial), que son más generosos en defensa, ataque y curación; mientras que el equipo PvP suele usarse generalmente para enfrentarse a enemigos PJ (personajes de jugadores) que manejan otras personas contra los que luchará en duelos o guerras entre clanes, y suelen ser más generosos en energía vital y reducciones de daño de enemigos PJ.

Algunos conjuntos de apariencias exclusivas para armaduras en el MMORPG Aion.

Las piezas de equipamiento suelen tener distintas calidades: simples, mejoradas, avanzadas, especiales, legendarias, épicas... Las simples no suelen tener ningún tipo de atributo adicional que potencie las capacidades del personaje, mientras que las épicas son las que más tienen. De nuevo cambian según el MMORPG en el que se juegue. Cuanto mayor calidad tenga la pieza de equipamiento mejores características tiene para ese nivel de personaje (más defensa, mejor ataque o curación, más velocidad de golpe, daño extra, efectos adicionales en el enemigo -miedo, reducción de defensa,...-), y otros atributos que los jugadores valoran y codician.


LA FINANCIACIÓN DE LAS EMPRESAS QUE OFRECEN UN MMORPG:

Las empresas que ponen en funcionamiento un servidor de un MMORPG suelen financiarse de varias maneras. Algunas cobran al jugador por adquirir el juego, otras le cobran una cuota mensual para que pueda seguir jugando un mes más... Ahora están muy de moda las que te permiten descargarlo, instalarlo y jugarlo gratuitamente (los llamados juegos "free-to-play"), pero algunas características del juego están vetadas, y si el jugador las quiere tiene que pagarlas aparte con dinero real.

Sea del tipo que sea, muchos juegos MMORPG tienen una tienda de artículos virtuales dentro del propio juego donde ofrecen género que debe pagarse con dinero real y mejoran las características del personaje de alguna manera, ya sea simplemente cambiando su apariencia y nada más, o haciéndolo increíblemente más poderoso al personaje si se pagan esas ventajas.

PNJ femenino del MMORPG Rift

La principal característica de los juegos p2w o pay-to-win (que significa "paga para ganar") es que las mejoras que se pagan con dinero real deciden demasiado el poder del personaje. Son muy beneficiosos para las empresas que ofrecen el MMORPG, ya que le suministran beneficios constantes, pero son muy poco populares entre los jugadores, porque ven que los que pagan consiguen mucha más ventaja y eso nunca gusta; no ven justo que el mejor jugador ya no es el más habilidoso o estratégico sino el que más dinero invierte en el juego, como en la vida real.


LOS SERVIDORES DEL JUEGO:

Los jugadores conectan desde sus programas clientes a los grandes servidores del juego de la empresa que suministra el MMORPG, generalmente el más cercano y de su mismo idioma, el cual le pedirá un nombre de usuario y una contraseña para identificar al jugador, y después le pedirá que seleccione uno de sus personajes en el juego (es habitual tener más de un personaje por jugador).

A partir de ese momento, aparecerá su personaje en el mundo virtual y el jugador decidirá si realiza misiones para obtener puntos de experiencia y de talento, o participa en una guerra de clanes, o fabrica algo con su profesión, o recolecta materiales de fabricación, o realiza misiones de eventos especiales de temporada (Evento de Navidad, Evento del día de los enamorados, Evento del Comienzo del Verano...) o se pasa el rato chateando y bromeando con sus compañeros..., la diversidad de actividades para hacer y entretenerse es enorme.

Todos los jugadores del país suelen conectar al servidor nacional, que es mantenido por alguna empresa de especialistas donde se ubican los ordenadores que controlan los inicios de sesión de los jugadores, las bases de datos de personajes, los de los distintos mapas, los que controlan las actividades adicionales como los eventos de temporada, etc...

Algunos jugadores suelen colaborar con estos especialistas. Para ello, toman el nombre/rango de GM y sirven de enlace entre los jugadores normales y los técnicos de los servidores, trasladándoles los problemas que les envían los usuarios, además de otras observaciones de diversa índole. Un jugador, por ser GM (colaborador) tienen ciertas funciones específicas que no tienen los jugadores normales, como la que les permite cancelar cuentas de jugadores groseros o polémicos, restablecer misiones u objetos a jugadores que tuvieron algún problema desafortunado con esas cosas, publicar mensajes oficiales del juego en su web, probar las versiones beta de las expansiones del juego antes que nadie..., y otras ventajas adicionales.


EL ATRACTIVO DE LOS MMORPG:

Casi todo el mundo coincide en que los MMORPG son juegos divertidos, educativos, sociales y competitivos. Bien llevados son muy gratificantes y divertidos, un buen pasatiempo.

Son divertidos porque juegas en un mundo virtual completo, con inmensas y preciosas extensiones de terreno de una belleza extraordinaria, y ciudades preciosas, muy pobladas y vivas, dentro de una situación y un contexto concreto, con un objetivo claro que te marca el propio MMORPG, pero donde siempre se tiene una libertad absoluta para hacer lo que apetezca, y eso hace que entretenga mucho y divierta crear y desarrollar un personaje en él. Además, los lazos de amistad que se crean con los compañeros de clan suelen ser muy enriquecedores y divertidos, es muy habitual mantener un ambiente sano y cómodo de charla sobre el juego entre estos amigos virtuales, siempre bromeando y ayudándose unos a otros.

Lucha contra un líder monstruo mundial a través de un grupo de ataque en Guild Wars.

Son educativos porque aprendes a desarrollar un personaje, a velar por su interés, a cuidarlo, a producir y ahorrar el dinero virtual del juego, es decir, a administrarte, a emplearlo sabiamente; y para completar misiones y eventos de temporada tienes que leer los textos de las misiones, entenderlos, sacar incluso los mensajes ocultos en ellos..., te hace comprender una trama, y muchas tienen un trasfondo histórico o social que educa y estimula.

Son sociales porque te obligan a trabajar en grupo con otros jugadores, a interaccionar con ellos, a compartir botines obtenidos en el juego, a hablar por audioconferencia en grupo con educación y respeto, a escribir en los chats con corrección y de forma ordenada. En definitiva, te enseña a ser un miembro de una comunidad ejemplar. En un clan de un MMORPG puede haber gente de cualquier parte del mundo, de cualquier clase social, de distintas razas y credos, incluso podrían hablarse en distintos idiomas dentro del mismo clan, y eso abre mucho la mente a la tolerancia, a otras costumbres, idiomas y culturas. Muchas personas tímidas con problemas para relacionarse en la vida real hablan con una soltura impresionante por audioconferencia y practican sus habilidades de expresión, para ellos es un ejercicio genial, los hace más abiertos y sociales. Es normal conocer a algún jugador carismático y admirado, con muchos seguidores virtuales en el juego, que luego confiesa que en la vida real es una persona reservada, muy tímida y sin amigos, pero que en el juego se siente diferente porque el anonimato le da más confianza en sí mismo.

Lucha en el MMORPG Lineage 3

Son competitivos porque en ciertos momentos algunos jugadores competirán entre ellos y el mejor obtendrá un premio. Eso hace que siempre se quiera mejorar, que se precise en el desarrollo del personaje para hacerlo lo más poderoso posible, que se quieran aprender las técnicas específicas de combate, defensa o curación características de su clase, que se esmeren por agradar al resto, por entrenar sus habilidades sociales. En definitiva, te incita a mejorar.


LOS PROBLEMAS DE LOS MMORPG:

Pero es cierto que también entrañan problemas en algunos jugadores. Hay gente que no los ve con buenos ojos porque han tenidos malas experiencias en ellos.

Muchos se quejan de que necesitan mucho tiempo diario para poder desarrollar a su personaje como deberían. Pero eso es muy subjetivo, en un MMORPG no hay nada obligatorio realmente, cada uno hace lo que quiere; hay gente que conecta media hora al día o menos y se divierte mucho en ellos con sus compañeros virtuales. Si te marcas un objetivo muy ambicioso y productivo evidentemente necesitarás más tiempo para conseguirlo. Moraleja: no lo hagas, márcate un objetivo más sencillo y rápido, algo que se pueda conseguir a corto plazo con poco esfuerzo, sin prisas. No es necesario hacer la última mazmorra en el nivel superdifícil para disfrutar del juego, cualquier mazmorra es buena y divertida si se va con los compañeros adecuados y el espíritu de solo diversión.

PNJ masculino en el MMORPG Lineage 2.

También se ha dado el caso de gente que abandona el juego porque lo consideran repetitivo, lleno de rutinas, y dicen que no conectan para hacer más rutinas porque para eso ya tienen su vida real. Es casi el mismo caso que el anterior, solo que conectando menos tiempo y proponiéndose hacer solo actividades rutinarias en el juego para producir lo máximo posible. Los que se ponen como meta producir todo el tiempo y no divertirse tienen los días contados en el MMORPG. Un juego, en cuanto deja de ser entretenido, ya no es divertido, y por tanto ya no interesa. Cuando un jugador note que ya no le divierte el juego debería replantearse qué uso le está dando, y emplear mejor su tiempo en él buscando disfrutar. La función principal de un juego es divertir a sus jugadores, si no se consigue, es el momento de cambiar a otra cosa. Un juego de ordenador es como un juego de mesa, es solo un juego para entretener, y si ya no divierte, mejor dejarlo cuanto antes.

Hay jugadores que no conectan para disfrutar con los amigos virtuales o compañeros del clan haciendo misiones, saqueando mazmorras o peleando limpiamente en una guerra de clanes, ojalá fuese así siempre; sino que se dedican a molestar e insultar a otros jugadores, a ser groseros con ellos, a acosarlos, a estropear el ratillo conectado de otras personas que solo quieren pasar un buen rato con sus amigos virtuales de otras partes del mundo. Afortunadamente, cada MMORPG establece un mecanismo de denuncia de jugadores malintencionados para que lo antes posible se les expulse del juego por algún GM cancelándoles la cuenta de usuario.

Otros llevan una vida real tan aburrida y poco gratificante que usan el MMORPG para "desconectar de ella", para evadirse por unos minutos de lo mismo de siempre, y conectan a su juego favorito, cogen a su personaje principal, un héroe legendario, un ser atractivo y admirado por muchos, valiente y triunfador... Y esa sensación engancha mucho cuando es la única cosa gratificante del día, lo único que estimula de alguna manera. De hecho, existen jugadores muy importantes y de gran prestigio en los juegos por internet, jugadores admirados y seguidos como modelos por muchos, con gran carisma y personalidad..., que en la vida real son gente muy tímida y poco triunfadora que llevan vidas muy normales, corrientes, incluso insulsas. Y es que el anonimato hace a la gente sentirse más poderosa, más capaz, y esto es un gran aliciente para la gente que quiere cambiar en su vida real pero no puede, porque no podrá en la real por el motivo que sea, pero sí en la virtual, porque para algunos es como empezar de cero, y desarrollan a su personaje exactamente como a ellos les hubiera gustado ser en la vida real, incluso cambian su personalidad cuando conectan, fingen o actúan, y suelen sentir el juego con demasiada intensidad, como si ellos mismos fueran su propio personaje, como si cuando conectan sintieran por ese rato que realmente viven en ese mundo imaginario, seguramente porque es más gratificante para ellos. Es como cuando un niño dibuja a un superniño imaginario todopoderoso, lo hace exactamente como a él le hubiese gustado ser.


    • OBSERVACIÓN: Mi novela gratuita "MMORPG. Mi otra vida" trata sobre un caso de este tipo, donde una joven cansada de vivir descubre en un MMORPG al que empieza a jugar unas sensaciones muy intensas de poder, y lo usa para "desconectar de su vida real" entrando en la virtual, más gratificante y atractiva para ella que vive intensamente. casi como si fuese una fantasía real, y crea a su personaje exactamente como a ella le hubiera gustado ser en la vida real y no es, dándole una personalidad muy diferente.

Aunque quizás lo peor es el enganche extremo que sufren algunas personas concretas. Ciertos jugadores pasan demasiado tiempo jugando, tanto que abandonan otros aspectos de su vida demasiado, como la familia, los amigos, el trabajo... Estos jugadores realmente tienen un problema, porque no ven al MMORPG como un simple juego, como un entretenimiento para pasar el ratillo libre, lo ven como algo más, algo demasiado importante como para dejarlo. Es por esto que se enfadan mucho cuando pierden y lo trasladan a la vida real, pasan horas y horas dejando de lado sus obligaciones del hogar o para con su familia, y esto es muy grave. Este uso inadecuado es realmente un problema muy serio, como el de las personas que se vician a las redes sociales y no salen de ahí, o a las tragaperras, o los juegos de azar en casinos..., parece ser un tipo de adicción que si no se trata con tiempo puede acabar muy mal, desgraciadamente. Son pocos los casos, pero su gravedad es clara, y pasa en cualquier tipo de videojuegos, aunque no sean de rol ni necesiten conexión por internet, y en general en cualquier entretenimiento que se convierta en una pasión descontrolada, como el deporte en algunos casos que se llevan al fanatismo, o ciertas aficiones devoradoras del tiempo.



MÁS INFORMACIÓN:

Wikipedia (Videojuego de rol multijugador masivo en línea) :

Zona MMORPG:



Gracias por seguir leyéndome.

J. J. García Cózar
https://www.smashwords.com/profile/view/JJGarciaCozar (mi perfil como autor de novelas)


Algunas notas adicionales:

Por favor, si leíste esta entrada de mi blog, añade un comentario al final de la página expresando lo que te pareció sinceramente, con honestidad, es importante para mí aprender de mis errores si detectaste alguno, o si crees que debería añadir o quitar algo, o si no te pareció interesante, o lo que sea... Muchas gracias de antemano por tu tiempo y tu atención.

No hay comentarios:

Publicar un comentario